Cinesmero, Trainspoitting y el Dragon de Barranco

Elige la vida, elige una chamba, elige una carrera, elige una familia, elige un televisor pantalla plana, elige lavadoras, una caña, una cuenta de Spotify y una de Netflix. Elige la sal, las hamburguesas veggies, el colesterol bajo y los seguros dentales, elige pagar hipotecas a interés fijo, elige un cuarto, elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y una mochila que combine, elige pagar a plazos un lompa de marca en una amplia gama de tejidos, elige tus adornos en Sodimac y pregúntate quién mierda eres los domingos por la mañana, elige sentarte en el sofá a ver Esto es Guerra hasta que se te pudra la mente mientras llenas tu boca de Bembos y KFC, elige pudrirte de viejo, cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los cuervos egoístas que has engendrado para reemplazarte, elige tu futuro. Elige la vida. Pero ¿por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida, yo elegí otra cosa. Yo elegí ir a ver Trainspotting en el Dragón de Barranco el sábado 5 de noviembre. ¿Y las razones?, ¡no hay razones! ¿Quién necesita razones cuando tienes el ron del Dragón?

Este es el link del evento: https://www.facebook.com/events/1685159035136081/

Comentarios de Facebook

comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *